Integración continua con Jenkins

La integración continua, en su forma más simple, consiste en una herramienta que supervisa el sistema de control de versiones para revisar los cambios, o realiza una serie de tareas de manera programada. Cada vez que se detecta un cambio, esta herramienta automáticamente compila y pone a prueba su aplicación. Si algo va mal, la herramienta  notifica a los desarrolladores para que puedan solucionar el problema inmediatamente.

Además de esto, se suelen realizar métricas de calidad del código de modo que se reducen los costes de mantenimiento. En ocasiones, cuando el código pasa los test de calidad, se realiza el despliegue automático de la aplicación en el servidor, de modo que los usuarios comprueben el correcto funcionamiento del desarrollo.

Índice de contenidos

  1. Control de versiones con Git
  2. Git y Github
  3. Git, clonar repositorio y manejo de ramas
  4. Instalación y primeros pasos con Jenkins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *